publicidad
25 de junio de 2012 • 03:52 PM

Madonna borra el ADN que deja en su camerino

Madonna
Foto: Getty Images
 

Madonna ya había demostrado en anteriores ocasiones ser una maniática del control y una persona especialmente celosa de su intimidad, pero sus obsesiones han llegado últimamente hasta el extremo de haber contratado un equipo de esterilización para eliminar toda muestra de ADN que deje a su paso.

Según revela el diario Daily Mirror, la cantante no soporta que su camerino ambulante contenga restos de su propio pelo, piel, uñas o incluso saliva; ya que podrían caer en manos de cualquier coleccionista que quisiera lucrarse con ellos.

''Ni siquiera podemos echar un vistazo a su camerino una vez que está preparado, ni abrir la puerta. Solo podemos acceder a su salón personal cuando el equipo de esterilización ha terminado su trabajo. No puede quedar ni resto del ADN de Madonna, ya sea pelo, uñas o saliva. Lo limpian absolutamente todo'', contó al citado diario un promotor portugués que ha coproducido el último espectáculo de la diva en Coimbra, Portugal.

Otras medidas que impone la reina del pop para mantener intacta su privacidad es la de instalar muros y techos falsos en su habitación para mantener a raya tanto a los curiosos como a sus cámaras de grabación.

''En el fondo, todo responde a su deseo de encontrarse cómoda y protegida. Lo entendemos perfectamente, pero nos parece que lo ha llevado a un extremo bastante exagerado. Ella es toda una perfeccionista y espera lo mejor de todo el que trabaja con ella'', añadió la misma fuente.

Síguenos en Twitter - Facebook

Bangshowbiz Bangshowbiz