Música

publicidad
08 de agosto de 2012 • 08:27 AM • actualizado a las 11:33 AM

Madonna apoya a las Pussy Riot en un concierto en Moscú

La cantante Madonna durante un concierto de su gira MDNA en el estadio olímpico de Moscú, ago 7 2012. La cantante de pop Madonna se puso el pasamontañas de la marca comercial utilizada por la banda de punk Pussy Riot durante un concierto en Moscú, a fin de pedir a Rusia que ponga en libertad a sus tres miembros en un juicio por irrumpir en una iglesia ortodoxa rusa y protestar contra Vladimir Putin.
Foto: Maxim Shemetov / Reuters en español

La cantante de pop Madonna se puso el pasamontañas de la marca comercial utilizada por la banda de punk Pussy Riot durante un concierto en Moscú, a fin de pedir a Rusia que ponga en libertad a sus tres miembros en un juicio por irrumpir en una iglesia ortodoxa rusa y protestar contra Vladimir Putin.

La cantante estadounidense también se despojó de un sostén negro para mostrar el nombre de la banda escrito en su espalda en apoyo a la protesta de las Pussy Riot en la principal catedral de Moscú contra la estrecha relación entre el presidente y el clero.

"Sé que hay muchas partes en cada historia, lo que no significa una falta de respeto hacia la iglesia o el Gobierno, pero creo que estas tres chicas -Masha, Katya y Nadya- han hecho algo valiente", dijo Madonna entre los aplausos y gritos de la multitud en el estadio olímpico de Moscú el martes por la noche.

"Rezo por su libertad", indicó.

Maria Alyojina, de 24 años; Nadezhda Tolokonnikova, de 22 y Yekaterina Samutsevich, de 29, se enfrentan a una pena de tres años de cárcel por subir el altar de la catedral del Cristo Salvador el 21 de febrero y cantar a grito pelado "la oración del punk" pidiendo a la virgen María que librara a Rusia de Vladimir Putin, que ha vuelto a la presidencia.

Las integrantes del grupo ocultaron sus identidades vistiendo pasamontañas de colores durante las protestas. Madonna se puso un pasamontañas negro durante un momento del concierto para mostrar su apoyo.

Haciéndose eco de los comentarios que hizo en una entrevista con Reuters antes del concierto, dejó claro que creía que las mujeres ya habían "pagado el precio" después de pasar cinco meses en prisión preventiva desde su detención.

"Sé que todos en este auditorio, si están aquí como mis seguidores, sienten que tienen el derecho de estar en libertad", dijo.

La cantante, compositora, empresaria y actriz, que también ha causado polémica durante su carrera musical con canciones como "Like a prayer" y "Like a virgin", se unió a otros cantantes internacionales como Sting, Red Hot Chili Peppers, Faith No More y Franz Ferdinand al comentar el juicio.

El caso es visto por la oposición como parte de una campaña más amplia contra la disidencia por parte de Putin después de las mayores protestas desde que llegó al poder en 2000, incluidas las normas que rigen el endurecimiento de internet y un aumento de las multas a los manifestantes.

La protesta de las Pussy Riot tuvo como objetivo tanto a Putin como al dirigente de la iglesia ortodoxa rusa, el patriarca Kirill, quien le apoyó en la campaña presidencial de este año.

El caso también ha enfurecido a muchos rusos, incluyendo creyentes, que ven que la reacción de su país y de la iglesia como desproporcionada. Las tres mujeres podrían ser condenadas esta semana.

(Reporte de Alissa de Carbonnel. Traducido por Redacción de Madrid. Editado en español por Marion Giraldo)

Reuters en español Reuters - Esta publicación incluye información y datos que son de propiedad intelectual de Reuters. Queda expresamente prohibido su uso o el de su nombre sin la previa autorización de Reuters. Reservados todos los derechos.