inclusão de arquivo javascript

La culpa fue de Steve Jobs | Decibel!
La culpa fue de Steve Jobs | Decibel!

Decibel!

La culpa fue de Steve Jobs

0 Comentario

 

 

Hace como tres meses perdí mi iPod. Fue una tragedia personal de la cual no me he repuesto hasta la fecha. Con el famoso aparato se fueron cerca de 30 mil canciones y más de 20 playlists “especializados” (desde “las mejores canciones” por década, “discos favoritos”, canciones favoritas por género, hasta otros que se hacen en horas de ocio o insomnio como “canciones para viajar en carretera” o listados de canciones para diferentes estados de ánimo y situaciones). También quedaron en vano muchísimas horas dedicadas a descargarle discos, organizarlo, mantenerlo y cuidarlo. Total que mi colección musical digitalizada y organizada se fue en un descuido, y lo peor, para siempre pues no lo tenía respaldado en iTunes.

Mi primera reacción (inconsciente) fue culpar a Steve Jobs, en un arranque total de ira y de falta de respeto, pues además de que nada tenía que ver con mi descuido (estacioné el auto en un valet parking y me olvidé el iPod en la cajuela. Obvio, desapareció y nadie supo nada) para entonces el tipo ya tenía varios meses de muerto. Lo culpé por haber inventado el iPod y el iTunes, así de simple. De no haber existido su famoso aparato no lo hubiera perdido y, consecuentemente, tampoco mi colección musical organizada; seguramente seguiría cargando con mi carpetita de discos compactos, preparada cada noche con la selección musical para escuchar el día siguiente en el auto y la oficina.

Steve Jobs fue uno de esos personajes que sin ser músico, cantante, productor o alguna otra profesión relacionada directamente con la música, influyó y cambió la industria para siempre. Su revolución digital determinó la manera en que hoy, y seguramente por muchos años más, consumimos música. Fue un rockstar honoris causa, “brother” de los grandes como U2, y con un poder de convencimiento capaz de sumar a The Beatles a su roster de iTunes, aún cuando copió el nombre y medio el logotipo de la disquera y empresa fundada por John, George, Paul y Ringo a finales de los años 60 (y por lo cual Apple Corps y Apple Inc mantuvieron un pleito legal muchos años).

Desde el nacimiento del iPod en 2001 y hasta la fecha, Apple ha vendido más de 300 millones de aparatos. iTunes, por su lado, ha vendido más de 10 billones de canciones, en el mismo período de tiempo. Personalmente he colaborado a la causa de Apple con cuatro de entre esos 300 millones de iPods vendidos (primera, cuarta y sexta generación, y un iPod touch cuarta generación). Y en cuanto a iTunes, no pasa de unas 50 canciones compradas, pues prefiero adquirir el CD físico y después descargarlo.

Hay consecuencias de la llegada del MP3, el iPod y el iTunes con las que no estoy de acuerdo, como la extinción de las tiendas físicas de discos, la pérdida de calidad de sonido al comprimirlo en un archivo digital, la tendencia de la industria a apostarle más a los sencillos que a los discos completos, etc. Pero así son las revoluciones y evoluciones, unas por otras.

No me he comprado un nuevo iPod para reponer el perdido. Sigo en duelo. Tampoco culpo a Steve Jobs de esa pérdida, y tan me arrepiento de haberlo hecho en su momento que por ello decidí dedicarle este espacio hoy 5 de octubre, en su primer aniversario luctuoso.

Carlos Vega Carlos Vega

Carlos Vega

Periodista desde hace 15 años y melómano de nacimiento. Ha entrevistado a los personajes anglo y latinos más influyentes del rock y el pop, siguiendo importantes festivales y premiaciones.



comparte y suscríbete al blog




Sorry, your browser does not handle frames!<a href="http://www.terra.com.br/"> terra </a>

 
 
Leia também X Gracias, Arcade Fire