Música

publicidad
26 de febrero de 2013 • 03:36 AM • actualizado a las 12:06 PM

Daddy Yankee cojea tras encender Viña del Mar

Daddy Yankee después de cantar sale cojeando.
Foto: EFE/Getty Images

Daddy Yankee luego de prender la fiesta en la segunda jornada del Festival de Viña del Mar a base de sus letras más discotequeras, salió cojeando al bajarse de la tarima.

Daddy Yankee tras su show salió cojeando de la Quinta VergaraHaz clic para ver el video en Terra TV
Daddy Yankee tras su show salió cojeando de la Quinta Vergara

Con gorra negra, gafas de sol y un recital de joyas, el reguetonero no escatimó energías para poner de pie a los 15.000 asistentes a esta jornada del festival, que en los últimos años ha situado a ese género como uno de los imprescindibles en su parrilla.

En su tarea para reconquistar el anfiteatro de la Quinta Vergara, donde ya estuvo en 2006 y en 2009, el boricua, que ha incursionado también en el merengue y en los sonidos "tecno", contaba con una baza a favor y otra en contra.

Pero precisamente por esa demora inicial Daddy Yankee tuvo que saltar al escenario cuando eran ya las 2.30 horas (5.30 horas), tras la actuación de un grupo de humoristas y de las interpretaciones de las competencias folclórica e internacional.

Para contrarrestar el cansancio y las frías temperaturas del verano austral, el artista echó mano de su artillería al compás de Lovumba, que forma parte de su disco "Prestige", lanzado el pasado septiembre, y de sus éxitos de antaño, como "Pose" y "Cómo te voy a olvidar".

Puesto en pie el auditorio y con su equipo de bailarines dominando el escenario, Daddy Yankee desplegó sus dotes para improvisar nuevas letras y convertir el anfiteatro en una fiesta, iluminada por instantes por los flashes de cámaras y celulares.

A sus 36 años y con casi dos décadas de carrera a sus espaldas, el puertorriqueño demostró de nuevo que es capaz de dominar como nadie las claves del reguetón, un género que se ha extendido como una mecha por el continente, aunque sus detractores también se cuenten por miles.

De su último álbum, el sexto de su carrera, el artista rescató temas como "Pasarela" o "Mami ven a mí", que canta a dúo con Prince Royce, mientras que su repertorio más conocido, como "Qué tengo que hacer" o "Llamado de emergencia", desató la euforia del público.

Como colofón al estallido de luces y sensualidad, Daddy Yankee echó más leña al fuego con su iniciática "Gasolina" y con la coreada "Ella me levantó", que tras hora y media pusieron término a una nueva cita del reguetón con el Festival de Viña.

Yankee terminó su presentación en la Quinta Vergara con un mix de sus temas “Machucando” y “Lo que pasó, pasó”, recibiendo la ovación del público y llevándose los máximos premios que otorga este Festival.

Todos pensaban que era un final perfecto, pero ese no fue el último adiós del músico. Daddy Yankee salió cojeando del escenario viñamarino, y si bien no quiso dar detalles al respecto, optando por agradecer el cariño a los chilenos, personas que se encontraban en primera fila señalaron a Terra que el puertorriqueño se tropezó sobre el escenario al terminar su presentación.

Síguenos enTwitter - Facebook

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A. Terra